Perciben países BRIC sólido crecimiento en la actividad cafetalera

miércoles 19 de abril


El consumo de café en los cuatro mercados emergentes más importante del mundo, ha demostrado una vez más a los escépticos que están equivocados con éste producto que simplemente no sigue el comportamiento económico normal, lo que resulta un fuerte indicador sobre lo que puede suceder en México: los amantes del café en los países BRIC –Brasil, Rusia, India y China–, continúan bebiendo más café.

 

Maja Wallengren

 

 

El crecimiento económico global en Brasil, China, India y Rusia puede haber disminuido su ritmo, pero el consumo de café sigue aumentando en los cuatro mercados que en conjunto consumen cerca de 30 millones de sacos de 60 kilos.

 

“Brasil sigue considerando que el consumo de café crece entre el 3 y el 3.5 por ciento cada año, y a pesar de la desaceleración reportada en el comienzo del año, todavía estamos buscando añadir al menos 700 mil bolsas al consumo anual en el mercado brasileño, por el momento”, dijo Carlos Brando, consultor internacional que ha aconsejado a la Organización Internacional del Café y al Banco Mundial sobre las tendencias de consumo de café durante más de una década.

 

En los países BRIC, así como en los principales países productores, como México, para la generación más joven “el café está de moda” y sigue siendo un símbolo de estatus para la creciente clase media, dijo Brando a finales de septiembre de 2015. Esto, combinado con mayores ingresos por cada hogar en la nueva clase media en todos los principales mercados emergentes para el consumo del aromático, significa que ahora más personas que antes pueden darse el lujo de comprar café.

 

 

La inversión y el servicio financiero de la compañía estadounidense Goldman Sachs, que en 2001 inventó el concepto BRIC con el fin de fortalecer el posicionamiento de los mejores cuatro mercados emergentes del mundo, ha proyectado en recientes reportes que los países BRIC para el año 2020 serán el hogar de cerca de la mitad del crecimiento económico del mundo.

 

El PIB combinado de los cinco países BRIC en la actualidad es cerca del 18 por ciento del PIB global y un comercio total de 230 mil millones de dólares en 2010, mientras que los cuatro países son el hogar de 40 por ciento de la población mundial, según Goldman Sachs.

 

 

 

En países como Rusia, India y China, el mercado del café sigue estando dominado por el soluble, mientras que en Brasil es el tostado y molido quien dicta la tendencia general, dijo Brando, pero añadió que “todos estos países tienen dos elementos clave en común: mejores ingresos y poblaciones más grandes”.

 

Como en cualquier otro ámbito, es difícil sobreestimar la importancia que tiene Brasil. El mayor productor, el exportador más grande y también el mayor productor de café de especialidad en el mundo, se espera que pronto rebase a los Estados Unidos de América, como el mayor consumidor del mundo en los próximos años. A pesar de que The Brazil Coffee Industry Association (ABIC, por sus siglas en inglés) había informado anteriormente que la demanda local sufrió un pequeño descenso, se espera que el consumo total vuelva a elevarse y se acerque a 22 millones de sacos.

 

Rusia, el segundo mayor mercado emergente de café, registró en el ciclo 2011-12 una pequeña disminución como consecuencia de la recesión económica con una demanda total ese año estimada en 3.7 millones de sacos. Esto vino después de un elevada cantidad de 4.2 millones de sacos del ciclo anterior, después de 10 años de crecimiento consecutivo, informó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, en su pronóstico para el mercado del 2014.

 

 

 

Pero la demanda fue de nuevo 4.2 millones de sacos en Rusia en el ciclo 2013-14 y se espera ampliar aún más a un récord a 4.4 millones de sacos en 2014-15, según el USDA.

 

Funcionarios de la industria rusa están de acuerdo, diciendo que a pesar de la desaceleración del café en general, el crecimiento económico se ha convertido hoy en símbolo de un artículo de lujo que es accesible para la mayoría y cuando se trata de la reducción de productos de lujo, el aromático ya no se considera parte de ese grupo de productos.

 

“El café sigue siendo un producto genial en Rusia y la edad promedio de un consumidor hoy en día es sustancialmente más bajo que antes”, dijo Ramaz Chanturiya, jefe de Russian Tea and Coffee Association, o Rusteacoffee. Esta asociación fue fundada en 1991 al final de la Guerra Fría para hacer frente a los retos de la industria, provocando la transformación hacia un mercado libre. El cambio en el sistema político y el libre mercado en Rusia han tenido mucho más que ver con la modificación en los hábitos de consumo que se ve en la mayoría de los mercados emergentes.

 

 

“A lo largo de los años de la Unión Soviética, el café era un lujo muy exclusivo y sólo personas muy importantes podrían ir a los clubes especiales o salas VIP y tomar una taza, así que hoy día una gran cantidad de personas están dispuestas a pagar, y pagar aún más por café, porque pueden”, aseveró Chanturiya a El Mundo del Café, en una entrevista en Moscú.

 

Rusia ha estado históricamente más inmersa en el consumo de té, pero a pesar de la leyenda –que este se hizo particularmente famoso durante el gobierno de los zares– el café se ha convertido actualmente en la competencia directa del té en el mercado de bebidas calientes, dijo Chanturiya.

 

“A los 10 años, de 1991 hasta poco después de 2000, hemos tenido una tasa de crecimiento fantástica de entre el 20 y el 25 por ciento al año en el consumo de café y desde el año 2000, el mercado se hizo un poco más estable y equilibrado”, añadió. Después de cinco años con “un poco de estancamiento en el mercado”, su crecimiento comenzó a incrementarse de nuevo en 2013 con el 2.5 por ciento y se espera que la demanda crezca aproximadamente a la misma tasa este año, explicó Chanturiya.

 

Pero quizás resulta aún más interesante para los funcionarios de la industria fuera de Rusia el crecimiento en el segmento del café tostado y molido en el mercado, que cada vez está teniendo más parte del mercado del segmento del café soluble tradicional.

 

En la actualidad, el consumo per cápita en Rusia es de 0.800 kilogramos anuales en café tostado y molido que representa entre 35 a 37 por ciento del mercado global, en comparación con una parte del mercado de al menos el 90 por ciento de hace 20 años. Principalmente por el crecimiento de mejores mezclas Arábica y de mayor calidad de lo que se ha visto en los últimos 5 a 10 años, de acuerdo con Rusteacoffee.

 

“Hoy día el crecimiento global en el mercado proviene del segmento del café tostado y molido, que continúa aumentando cada año, mientras que la demanda del café soluble en los mejores años se mantiene estable o incluso desciende en volumen”, finalizó Chanturiya.

 

 

En la India, que durante décadas y remontándonos a los años 60’s ha sido un importante proveedor de café para Rusia, el consumo local ha estado creciendo constantemente durante los últimos 10 años. Con el consumo de poco menos de un millón de sacos en el año 2000, la demanda local aumentó en un 40 por ciento a 1.4 millones de sacos en 2010 y se estima que actualmente se mantiene entre 1.6 y 1.7 millones de sacos, según la Organización Internacional del Café. Funcionarios del grano en la India dicen que la cifra real podría ser mucho mayor ya que la industria de café soluble sigue registrando tasas de crecimiento de entre el 10 y el 20 por ciento al año, pero las cifras independientes no estaban disponibles.

 

 

Al igual que la ola del nuevo mundo de los amantes del café, una “población cada vez más urbana, joven y moderna que abarca los gustos occidentales y que son quienes acuden a los cafés”, India está teniendo el próximo auge en el consumo de café, según Attilio Capuano, director de Asia & Pacific for Italy’s Lavazza Group.

 

“Creemos que el consumo interno de café en India está creciendo a un promedio de 5 a 6 por ciento al año”, dijo Capuano en un informe publicado por Dow Jones Newswires a principios de este año y descartó las preocupaciones por la entrada de nuevos jugadores como Starbucks Coffee Company con sede en Seattle, de que puedan llegar limitar el crecimiento de Lavazza en India.

 

Sin embargo, el enfoque clave del café está sin lugar a dudas en China. Como dice el refrán popular, si cada persona en China bebe una taza de café al día, el mundo se quedaría sin esta deliciosa bebida. Bueno, tal vez no, pero mientras que en realidad nadie cree que esto va a suceder, no se puede negar el impacto de la creciente demanda de café en el país más poblado del mundo. Y muchos bancos de inversión y fuentes de la industria esperan que entre 200 millones y 300 millones de personas que viven en las ciudades más industrializadas de China y los centros urbanos, se convertirán en los nuevos bebedores de café. Con ellos bebiendo modestamente 1.8 kilogramos al año, la demanda podría finalmente elevarse a entre 7 y 10 millones de sacos una vez que el “mercado maduro del café” se haya desarrollado, según una fuente de la industria.

 

“El consumo de café en China está aumentando a un estimado de 30 a 40 por ciento al año, por encima del promedio global de 2-3 por ciento”, dijo Chinese Chines Jing Daily en un reciente informe, citando una investigación de mercado local.

 

Las cifras de China siempre han sido difíciles de rastrear pero a medida que la economía del “gigante asiático” está en auge, también lo está la disponibilidad de cifras del café. Gran parte de los datos de China y sobre el café en la nación asiática son sin embargo, inconclusos y aún no se han podido incluir en las estadísticas mundiales del café. Mientras que la Organización Internacional de Café rara vez menciona a China en sus informes mensuales de mercado del USDA, sólo incluye cifras de importación y basa sus estimaciones de consumo para este país solemnemente sobre esas importaciones. Los números del USDA proporcionan un buen indicador de la creciente importancia de China: se estima que las importaciones de café verde aumenten un 29 por ciento y lleguen a 2 millones de sacos en el ciclo 2013-14, de 1.5456 millones de sacos en el ciclo 2012-13. Esto según el USDA, comparado con el consumo total de café importado en China valuada en 610 mil sacos en el año 2009-10.

Aún más interesante para los observadores del mercado es que no es sólo el consumo el que está creciendo en China. El café cultivado en casa, especialmente en la provincia de Yunnan meridional, también ha comenzado a elevarse.

 

Estimaciones de la industria de los comerciantes y exportadores varía sobre la producción actual de China para estar entre 800 mil y 1.2 millones de sacos, mientras que los funcionarios del gobierno local en la provincia de Yunnan dicen que la producción se está acercando a 1.4 millones de sacos.

 

 

Un funcionario de Beijing Coffee Association dijo a El Mundo del Café, que una gran cantidad de café producido localmente en China ni siquiera está incluido en las cifras y en base a las estimaciones locales y cifras de la producción total parece acercarse a 2 millones de sacos en el año 2015. Esto, a su vez podría poner el consumo local en al menos 3 millones de sacos y el gobierno ha estimado el consumo interno a un creciente promedio del 15 por ciento al año hasta 2020.

 

Al final, todo se reduce a la economía básica como las naciones BRIC, todos los países con “buen desarrollo económico y rápido crecimiento”, dijo el analista financiero Kenny Chiu en un comentario para el foro de inversiones en línea Mondaq. Mientras la economía global continua creciendo, lo mismo sucede con el consumo del café.

 

“Mientras que los rivales políticos y económicos se mantienen por delante de los países BRIC, el grupo tiene la ventaja de tener grandes poblaciones”, dijo Chiu.

 

Maja Wallengren es una de las reporteras de café más importantes del mundo; ha escrito sobre café durante 20 años en más de 45 países productores tanto en el Sudeste de Asia, África Oriental y Occidental y América Latina. Con sede en la ciudad de México, puede ser contactada en: mwallengren@hotmail.com o a través de su blog: www.spilling-the-beans.net

 



BUNN 13300.0004 VP17-3SS2U Pourover Commercial Coffee Brewer with One Lower and Two Upper Warmers, Stainless Steel
Cafe Oriental
Davinci
Lamitec
Sabarex
Eurote
Del Giorno
MegaCup
Mucafe