Para entender el café nitrogenado

viernes 29 de marzo


El café nitrogenado tiene su base en la cerveza y fue desarrollado en Oregon por el experto Nate Armbust; básicamente es el resultado de la adición de nitrógeno a una base de cold brew, con lo que se resaltan las mejores características del café.

EMDC

 

Para muchos, beber café ya no sólo es un hábito; se vive como una tradición el que todos los días se acuda a la barra preferida y solicitar nuestra taza de aromático espresso elaborado con alguna de las variedades preferidas ya sea de nuestro México o de otras latitudes reconocidas como proveedores de granos tan excelentes como las nuestras.

 

Sin embargo, que pasa con aquellos que aún les parece “muy fuerte” el sabor del aromático o incluso a quienes les resulta “un tanto aburrido” beber siempre la misma taza. La premisa para baristas y demás miembros de la industria es ofrecer productos atractivos y de amplia aprobación en el mercado, así que las mezclas de bebidas con base en el café pueden ir más allá del típico cappuccino o los frappés. Ahora, la novedad es el café nitrogenado.

 

En el 2018 las extracciones de productos de café en frío fueron la tendencia mundial. El método del Cold Brew, el café burbujeante y el café nitrogenado se han convertido en las tendencias dominantes y precisamente, el café nitrogenado fue desarrollado en Oregón, Estados Unidos por Nate Armbusrt, tecnólogo en alimentos que siguió el método de la cerveza nitrogenada para hacer más delicioso su Cold Brew.

 

Pero más allá de un experimento o un placer por cumplir, el café nitrogenado surge como una necesidad, “es el resultado de la búsqueda de nuevas texturas en el café, sabores mucho más definidos y en general, una experiencia mejorada al beber café; ya que empezamos con el Cold Brew que es una extracción artística que se realiza lentamente en un proceso que dura entre 12 y 22 horas”, explicó Samuel González, gerente de marca de Bunn o Matic Corporation, empresa que desarrolla cafeteras y máquinas expendidoras de bebidas.

 

Al cold brew se le añaden pequeñas burbujas de nitrógeno para acentuar la acidez, potenciar las notas de origen del café y volverlo más dulce, suave y con un toque burbujeante. “Básicamente el proceso consiste en tener el Cold Brew en un recipiente refrigerado o sifón que lo mezcla con nitrógeno y se sirve en un vaso alto tipo cervecero para que el efecto de cascada que provoca el nitrógeno se aprecie”, comentó el experto.

 

El nitrógeno se presenta a bajas temperaturas, enfriando de forma rápida y brusca cualquier agente que tenga contacto con él, así que modifica al café su textura y sabor, dotándolo de mayor textura y suavidad, asemejándose al chocolate en su último sabor ya que potencia la dulzura del mismo. Lo importante es servirlo bien frio para así incrementar su sabor y textura aterciopelada.

 

Además, un punto atractivo en el plano de marketing es la manera de servirlo; en un grifo-tirador como los de la cerveza y al caer en la copa ofrece un espectáculo al cliente, dado que su forma de juntar las tonalidades del café junto con la crema, es lo que dejará a quien lo pruebe gratamente sorprendido.

 

Además de utilizarse para potenciar las características de la cerveza y el café, el nitrógeno puede combinarse con tés e infusiones. Esta adición es excelente para mejorar el sabor y el cuerpo de la bebida, además que al incluirlo en un menú representa una novedad que funciona como un energetizante que no representa riesgos a la salud ya que su principal ingrediente es la cafeína.



BUNN 13300.0004 VP17-3SS2U Pourover Commercial Coffee Brewer with One Lower and Two Upper Warmers, Stainless Steel
Cafe Oriental
Davinci
Lamitec
Sabarex
Eurote
Del Giorno
MegaCup
Mucafe