Jesús David López, reflejo del éxito mundial del café colombiano

jueves 29 de septiembre


Socio de Café Lienzo en su tierra natal, barista y juez, entiende en la constante capacitación, el éxito que ha permitido al aromático de su país reposicionarse en el plano internacional.

Oscar Alfredo Galeana

Juez barista y empresario, el colombiano Jesús David López ha comenzado su aventura internacional con su presentación en Guadalajara en la pasada Competencia Mexicana de Arte Latte. Con la convicción de absorber como esponja todo el aprendizaje posible de esta experiencia, probablemente regrese a nuestra capital en septiembre a atestiguar –y si se presenta la oportunidad, volver a participar como juez–, para ampliar la experiencia y los tópicos que pudiera aplicar en su barra de especialidad, Café Lienzo, con sedes en las ciudades colombianas de Manizales y Cartagena.

Con un semblante afable, de voz pausada y respuestas minuciosas, Jesús charló con El Mundo del Café para brindarnos un panorama actual de la actividad cafeticultora de su país. Experiencias que bien podrían tener réplica en nuestro sector.

¿Es la primera vez que estás en México?

 De hecho, es la primera vez que viajo fuera de Colombia. Me tocó venir a México. Estoy fascinado por la hospitalidad del mexicano y como están desarrollando su actividad cafetalera, porque tienen granos de muy buena calidad.

 En febrero pasado formaste el panel de jueces para la Competencia Mexicana de Arte Latte; ¿Qué te pareció esa experiencia?

Muy interesante, sobre todo por el nivel que manejan los competidores. Cabe hacer mención que en Colombia solo manejamos competencias de barista, así que la experiencia como juez es significativa y seguramente pronto integraremos en nuestra industria otro tipo de contiendas. Personalmente, vi un nivel muy alto en la competencia mexicana, tanto de participantes como del jurado y se nota que hay mucha pasión por el tema del barismo.

Pero es igual de apasionado el amante del café en Colombia, claro está. A propósito, ¿cómo va el consumo del café en Colombia?

 El consumo creció muchísimo, hay estudios que muestran que la campaña Toma Café que se llevó a cabo en toda Colombia propició un aumento considerable en la ingesta sobre todo de cafés de especialidad y en jóvenes que buscan métodos más atractivos para disfrutarlos. Es verdad que el cappuccino sigue siendo preferido por el segmento de 16 a 21 años por ser una bebida más de tipo social, pero es un hecho que en mi país cambió la perspectiva que el mejor café se iba a la exportación, sino que ahora lo disfrutan en casa. Ha resultado un cambio muy positivo para la industria.

 Pero además de la campaña gubernamental, me imagino que debió haber un consenso en la industria cafetalera colombiana de jalar parejo como decimos en México, para lograr crecer en dicho consumo.

Así es. Nos dimos cuenta que lograr el aumento en el consumo local es un trabajo de equipo, cada uno forma un eslabón de la cadena que sólo juntos y fuertes tendremos éxito. Desde la finca, el que tuesta, el que lo prepara y sirve, deben integrarse para aplicar el idioma de la calidad. Hoy lo aplicamos al mercado que demanda nuestro país.

Ahora cuéntame, que cursos tuviste que pasar para ser juez.

El tema de la pasión es importante, pero también lo es la cuestión vocacional. El barista no solo desarrolla una técnica sobre café sino que su conocimiento es integral, está al tanto del campo, de los procesos que se siguen en la finca, del tueste, entonces de alguna manera debes involucrarte mucho en la industria. Como toda profesión requieres muchos esfuerzos y conocimientos para subir tu nivel.

Supongo que además de la pasión y vocación, debiste pasar por alguna certificación.

 Efectivamente, tomé en Colombia una certificación avalada por la World Coffee Events (WCE), la cual fue dictada precisamente por jueces mexicanos. Hacemos todo el proceso que exige el organismo y tenemos el nivel de jueces nacionales, pero esto también involucra a todos los que conforman la industria cafetera como los tostadores, los que están en la barra de café, lo que están en la finca.

¿Y cuando no estás en competencia como juez, a qué te dedicas?

Manejo mi negocio, Café Lienzo, que conforman tres barras de café, dos en Manizales y una en Cartagena; somos tres socios quienes los manejamos y pues ofrecemos a nuestros clientes lo mismo todos los métodos de extracción, máquinas de espresso y también damos cursos, formamos parte del equipo de capacitación del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), que es un organismo del gobierno de Colombia que fomenta la capacitación para el trabajo y a partir de ahí, manejamos nuestro plan de negocios y nuestra propia marca.

Me imagino que, como propietario de una barra de café, tuviste alguna vez la curiosidad de competir en las contiendas, ¿lo llegaste a considerar?

Debido a las competencias de barismo, en realidad no es que no quiera competir, sino que como en todas las actividades, hay referentes en tu industria, gente que admiras y como está en evolución constante, todos los días les aprendes y ver en qué lugar te ubicas en la industria. Me gusta ser juez porque puedes ver desde otra perspectiva el nivel de los baristas y además, requieres mucho conocimiento. Quizá algún día si me anime a competir pero respeto mucho a los competidores. Por ahora, mi perfil está del lado de los jueces.

Por último Jesús, ¿cómo definirías esta experiencia al calor de una aromática taza de café colombiano? ¿Por qué seguir en pos de la excelencia en tu industria?

 Porque vale la pena. Ya llevo seis años en el café y me ha dado todo; me ha permitido viajar, me reconocen por él y he colaborado para darle una herramienta a mucha gente para que tengan una oportunidad de vida. No ve meo jamás fuera de esta actividad que me ha dado mucho.

¿Algo más que deseas agregar para nuestros lectores?

Por supuesto, que me sentí muy a gusto con los mexicanos y pues Colombia los espera, porque somos sus amigos. Por otra parte, sé que la comunicación entre los integrantes de esta industria es esencial para su crecimiento y creo que debemos seguir apoyándonos todos para alcanzar un nivel de calidad supremo en todo el mundo, porque eso se destaca en la barra y es en beneficio del consumidor final. 

 



BUNN 13300.0004 VP17-3SS2U Pourover Commercial Coffee Brewer with One Lower and Two Upper Warmers, Stainless Steel
Cafe Oriental
Davinci
Lamitec
Sabarex
Eurote
Del Giorno
MegaCup
Mucafe