Incremento del consumo en México; una tendencia que no es obra de la casualidad.

lunes 31 de octubre


 

René Ávila Nieto

reneavilamx@yahoo.com

 

Salir a la calle y tomarse un buen café en alguno de los muchos puntos de venta que existen en las principales ciudades de México es hoy día algo habitual. 

 

Barras especializadas, cafeterías, restaurantes, tiendas de conveniencia, carritos, kioscos y hasta tienditas de la esquina, se combinan para ofrecer al consumidor una amplia gama de opciones. 

 

Pero este panorama no es obra de la casualidad; diversas situaciones han tenido que pasar en los últimos 20 años para que México se subiera al tren de los mercados emergentes en el consumo del café y para que los consumidores mexicanos fuésemos también protagonistas de las llamadas “olas” del café, generando importantes oportunidades para la inversión.

 

En la actualidad el mercado interno de café absorbe cerca de 3.6 millones de sacos de café verde por año, lo que proyecta un consumo per cápita de alrededor de 1.8 kg., y se estima que el valor asociado a dicho consumo interno supera los 25 mil millones de pesos. 

 

A pesar de que el mayor volumen de café se desplaza por el canal de retail (70 por ciento según datos de AMECAFE-Euromonitor) donde las grandes marcas dominan con su presencia, el valor de dicho canal parece no ser el mayor atractivo del mercado interno, pues según se desprende de los datos de la Encuesta Nacional Ingreso Gasto en Hogares (ENIGH) del INEGI, el gasto corriente monetario total anual que  se destina en México a la compra de Café, Té y Chocolate para consumo en el hogar,  es de apenas unos 9 mil millones de pesos.  

 

Con base en los mismos datos históricos y desagregados de la ENIGH la compra sólo de café tostado y soluble, representa para las familias mexicanas  una erogación de poco más de 3 mil millones de pesos. En contraste, el valor del gasto corriente monetario que se destina al consumo de alimentos y bebidas fuera del hogar supera los 220 mil millones de pesos de los cuales una parte muy significativa tiene que ver con café. 

 

Es decir,  las ventas en  retail desplazan el mayor volumen de café que se consume en México, pero en términos de valor de mercado, cobra mayor importancia el café que consumimos fuera del hogar en los denominados segmentos Food Service e Institucional (ubicándose entre ambos las categorías del denominado segmento de HORECA’s).

 

Aunque no existen suficientes estudios que analicen de forma consistente el tema; se desprende de los datos de la ENIHG que el gasto que las familias destinan al rubro de Café, Té y Chocolate  creció en más de 80 por ciento en los últimos 10 años, como también creció su proporción dentro del gasto destinado al grupo de Alimentos y Bebidas.  

 

Estas cifras globales y muy seguramente otros análisis elaborados ad hoc  con mayor profundidad y detalle, confirman la tendencia que han observado varios formatos de negocio que buscan posicionarse en México con sendas inversiones.

 

Empero, es preciso hacer notar al menos tres reflexiones respecto del actual panorama en el mercado de café en México:

manos_con_cafe

 

 

 

 

1). Que nada es obra de la casualidad, 2). Que es indispensable articular más esfuerzos para cultivar y fortalecer la tendencia actual y 3). Que se deben buscar los mecanismos necesarios para asegurar una distribución equitativa del valor entre todos los actores de la cadena, comenzando por la base, los productores.

 

A continuación  abordaremos los factores que demuestran el primer inciso y que dieron pie a este boom del café en México. Aunque existen ejemplos de fincas, tostadores, cafeterías y expendios cuyos dueños fueron sinónimo de seriedad y tradición en la oferta –y la promoción- de cafés de alta calidad en nuestro país; es preciso señalar que fue necesaria la convergencia de una serie de factores y condiciones para que iniciara la espiral de incremento en el consumo del aromático en nuestro país. 

 

Se describen los más relevantes destacando que los mismos no se exponen en orden cronológico sino más bien con base en su importancia dentro de la lógica del mercado.

 

Nuevos formatos de negocio. El surgimiento de las barras y franquicias que le dieron a  los mexicanos la oportunidad de probar nuevas experiencias de consumo, transitando de los “cafés con leche” a los capuchinos; de los cafés americanos “recalentados” a los cafés filtrados, recién preparados; de los cafés cargados a los cafés espressos; de los cafés de olla, a los cafés saborizados, entre otros. Más variedad significaba más estímulos para consumir café. 

cafe_frio

 

 

 

 

La llegada de cadenas internacionales. Si bien resultó hasta polémica la llegada a nuestro país de cadenas y franquicias de índole internacional, dicha situación abrió los ojos a los mexicanos –principalmente a las generaciones más jóvenes–, en el sentido de que no eran (éramos) diferentes a los consumidores norteamericanos o europeos. La atracción que éste tipo de cadenas produjo entre los jóvenes no fue sólo en beneficio del café; se comenzaba a formar un nuevo perfil de consumidores que impactaría en muchos otros ámbitos de la economía.

 

 

La profesionalización en la preparación de las bebidas. Hacer de la preparación de café un arte, con técnicas especializadas y reglas mínimas de calidad, fueron determinantes no sólo para el café, sino en general para toda la industria de HORECA’s donde el café sigue siendo la forma de cerrar un buen platillo o de acompañar una agradable estancia. La preparación del café en otros tiempos relegada a personas con escasas habilidades y conocimientos acerca del aromático, se ha convertido en la cereza del pastel. Resulta invaluable la contribución que aventuradamente realizaron los iniciadores en nuestro país de la Competencia Mexicana de Baristas, la cual no sólo aporta competidores, pero también destacados jueces para la competencia mundial.


baristas

 

 

 

 

 

 

Maquinaria y equipo. La ampliación en la oferta de máquinas, accesorios e insumos, así como las innovaciones en éste rubro, dieron un renovado impulso al negocio de café. Desde la inclusión de café tostado para elaborar la bebida en máquinas vending, hasta las súper automáticas máquinas para elaborar café a partir de cápsulas y la sorprendente Trifecta que permite regular las condiciones para la extracción de la bebida,  pasando por las eficientes máquinas de café espresso y filtrado para negocios fast food. No puede concebirse el crecimiento del mercado del café sin un sector altamente competitivo dedicado a proveer los equipos, accesorios  y servicio que se adaptan a cada modelo de negocio y a cada segmento de mercado. De hecho han sido las innovaciones tecnológicas las que, al poner atención en las expectativas de los consumidores,  han permitido el desarrollo de nuevos nichos y segmentos altamente rentables.

 

cafes

 

 

 

Ferias especializadas. Mención especial merece la realización de eventos donde el café tiene un espacio propicio para la promoción y la formación de negocios. Miles de emprendedores han encontrado en Expocafé un punto de convergencia con productores, procesadores, proveedores, especialistas, consumidores y en general con la industria del café, potenciándose la creatividad que busca mantener al consumidor motivado por el gusto del aromático. Organizada ininterrumpidamente desde hace 18 años, Expocafé se  posicionan como un activo de gran relevancia para  el sector en México. De igual forma, la presencia del café en el pabellón de Expo Abastur, Expo Restaurantes, Expo Orgánicos y  Agroproductos No tradicionales, entre otras, vinieron a fortalecer este rubro como elemento que contribuye a incrementar el consumo.

 

Formación de catadores. Previo a la promoción y adopción de criterios SCAA y Certificaciones “Q”  como base para formar catadores en México, hubo un período de tiempo en el cual los catadores activos (formados en la Escuela de Catadores del extinto INMECAFE), se contaban con los dedos de las manos y su actividad se concentraba fundamentalmente en la búsqueda de defectos más que en la promoción de calidades. La nueva generación de catadores “Q”, vino a rescatar este pilar fundamental para la cafeticultura en México. No sólo fue el hecho de llenar un vacío en ese rubro; fue sobre todo la posibilidad de romper mitos y redimensionar el papel de estos profesionales de la calidad que además de hablar un mismo lenguaje en materia de identificación de defectos, comenzaron a describir y perfilar los cafés que hoy compiten exitosamente en los mercados de especialidad. 

 

mujer_con_cafe

 

 

 

 Certámenes de Calidad. Desde los precursores de Premio Cosecha, Premio Sabor y  certificación de Lotes “Q”; hasta el certamen Taza de Excelencia; los productores mexicanos dieron muestra del potencial que existe en la calidad del café. Parte de la revalorización y mejora de diferenciales para el café de México se debe en gran medida a estos esfuerzos, a través de los cuales se demostró ante los más selectos compradores de café de especialidad, que el Café de México no tiene por qué tener como referente los precios del commodity ni mucho menos castigarse respecto a otros orígenes.  Estos concursos han sacado del anonimato a productores, fincas y regiones altamente competitivas en materia de calidad, han contribuido a eliminar obstáculos para el comercio directo y han motivado el regreso de los productores y fincas a la actividad que mejor saben hacer; producir calidad para su reconocimiento en el mercado. Muchos productores han aprendido a través de éstos certámenes, que junto con el aspecto ambiental, social y económico, la calidad es una dimensión más de la sustentabilidad.

 

Información positiva. Aunque los esfuerzos institucionales y privados han sido variados en materia de promoción del consumo interno; existen al menos tres aspectos destacables  que han derivado en más y mejor consumo: 

 

  • Efectos positivos del consumo de café en la salud: Este tema fue crucial para comenzar a derribar mitos sobre todo entre la población joven y la misma comunidad médico-científica. Es de recordarse por ejemplo, el récord de audiencia que tuvo en el año 2001 un programa de radio cuando puso el tema a discusión abierta con la visita del Dr. Darcy Roberto Lima, quien con sus investigaciones demostró que el café lejos de perjudicar la salud, era benéfico como fuente de varios componentes, entre ellos los antioxidantes.
  • Entrenamiento de medios: Acercar información relevante sobre la cafeticultura, sus procesos y sus implicaciones e involucrar a los líderes de opinión en las actividades que están detrás de una taza de café,  ha sido clave para generar interés positivo sobre el café de México y atraer a nuevos consumidores.
  • Manejo de Identidad: El Sello Café de México, lanzado en el marco de la Exhibición de la SCAA, vino a darle identidad al café de nuestro país; junto con otros esfuerzos en materia de certificación de origen, se logró enfocar el interés de los consumidores por nuestro café.

 

Crisis de precios y movimiento de cafés sustentables. Inapropiado sería no ponderar el efecto que tuvo la profunda caída de precios internacionales entre 2001 y 2002, en el sector café, motivando a muchas organizaciones y fincas –tradicionalmente enfocadas a proveer materia prima para la exportación–, a explorar en el mercado interno la venta de café con valor agregado y modelos de negocio que atrajeron a nuevos consumidores con relativo éxito, sobre todo aquellos identificados con el movimiento orgánico, de comercio justo y café de sombra que ya hacía años atrás venían trabajando.

cafe_rojo

 

 

Éstas y algunas otras acciones han sido determinantes para el crecimiento de nuestro mercado que si bien se suma a las tendencias mundiales, hace ya algunos años que tomó una dinámica propia.

 

 

Nada es obra de la casualidad y más bien la tendencia es consecuencia de trabajo, visión, estrategia, inversión…, pasión. La situación actual es consecuencia de esfuerzos constantes y perspicaces de muchos actores que han contribuido a formar un  país de consumidores de café.  Por ello el planteamiento externado en el segundo inciso, en el sentido de que es indispensable articular más esfuerzos para cultivar y fortalecer la tendencia actual; no dejar que se diluya esta tendencia sino más bien ir por más. ¿Quiénes y cómo darán continuidad a los esfuerzos realizados para seguir fortaleciendo el mercado interno?, ¿Qué le espera a los consumidores y a los negocios basados en el café en taza para los próximos años con una base sumamente frágil de productores primarios? Estas y otras cuestiones serán abordadas en el siguiente número.



BUNN 13300.0004 VP17-3SS2U Pourover Commercial Coffee Brewer with One Lower and Two Upper Warmers, Stainless Steel
Cafe Oriental
Davinci
Lamitec
Sabarex
Eurote
Del Giorno
MegaCup
Mucafe