El rooibos, la tisana africana que disfruta todo el orbe

miércoles 07 de marzo


Originaria y exclusiva de Sudáfrica, representa una bebida que refresca sin aportar calorías al organismo

Suele pasar que tras una jornada larga de trabajo, la mayoría de las personas tratan de distraerse del ajetreo y  buscan un momento de tranquilidad, acompañado de una buena infusión que ofrezca una experiencia placentera. En México, es común que se consuma tisanas herbales con el fin de relajar el cuerpo y la mente o para aliviar algún mal.

De estas bebidas, sin duda la Tisana Rooibos es la mejor opción en ese momento de relax. Originaria y exclusiva de Sudáfrica, su nombre proviene del afrikáner que significa “arbusto rojo”. Al respecto, la experta tea master Olivia Medina, directora general de Euro Te, explica que el “asphalatus linearis”, nombre científico del rooibos, únicamente crece en la región sudoeste de la Ciudad del Cabo, debido a las características del clima y los microorganismos presentes en el suelo.

Medina de Jönsson apuntó que el cultivo industrial del rooibos inició en la década de los 30, cuando se realizaron estudios sobre sus propiedades; asegura que esta tisana tiene efectos benéficos para la salud ya que no contiene preservativos o aditivos, ni ácido oxálico, por lo cual su consumidor no debe preocuparse de los cálculos renales; además tiene un alto contenido de antioxidantes y minerales esenciales, como calcio, magnesio, zinc y flúor. Tampoco contiene cafeína, por ello es ideal para prevenir el insomnio, la ansiedad y la tensión. Y lo más atractivo para su bebedor: no aporta calorías, una porción de 250 ml al natural sólo contribuye con 6 mg de sodio, mientras que una saborizada 7 mg.

 

Olivia nos cuenta que por su efecto antiespasmódico y debido a sus propiedades antialergénicas, el rooibos, ayuda a aliviar los cólicos, así como “prevenir y combatir alergias, asma, eczema y fiebre del heno, tanto tomado como aplicado en acné, salpullido, irritaciones, piquetes de insecto y rozaduras de pañal”.

 

En el proceso de producción las hojas parecidas a espinas o agujas se recolectan raspando la planta, se fermentan en pilas y se secan al sol, para luego volverse a secar y pasteurizarse en los complejos industriales. Cuando las hojas no pasan por un proceso de fermentación se llama Green Bush.

 

Para prepararlo, Medina de Jönsson sugiere: “Poner una cucharadita de Rooibos o greenbush en agua hirviendo y dejar reposar de 3 a 5 minutos para liberar todas sus sustancias benéficas. No tiene taninos por lo que no se amarga si se recalienta, sin embargo no recomiendo hacerlo en microondas. Puedes añadir leche, azúcar, limón o miel y esto no cambia sus propiedades”.

La conservación del rooibos es muy sencilla, ya que sólo requiere de almacenarse en recipientes herméticos alejados de la luz del sol. De esta manera su periodo de vida varía entre 2 a 3 años.

 

Debido a sus propiedades benéficas y su exquisito sabor, la demanda de rooibos se ha incrementado en el mundo, sin embargo “en los últimos años, se cree que por el fenómeno de El Niño, se ha presentado una fuerte sequía que ha frenado el crecimiento del rooibos en África, que necesita de 18 meses para madurar antes de poder cultivar sus ‘hojas’, lo que ha provocado que la producción de esta maravillosa planta haya decrecido”, finalizó Olivia Medina de Jönsson.

 

Ya lo sabe, una pausa refrescante y muy benéfica para la salud, es una tisana rooibos. Saludable y deliciosa.

 



BUNN 13300.0004 VP17-3SS2U Pourover Commercial Coffee Brewer with One Lower and Two Upper Warmers, Stainless Steel
Cafe Oriental
Davinci
Lamitec
Sabarex
Eurote
Del Giorno
MegaCup
Mucafe