El café frío se abre paso bajo nuevos métodos de preparación y formatos: los Ready to Drink que triunfan este 2017

viernes 27 de octubre


El café frío se abre paso bajo nuevos métodos de preparación y formatos: los Ready to Drink que triunfan este 2017

 

Hostel Vending (hostelvending.com.)

 

Mucho se ha escrito sobre los supuestos beneficios del café frío, tales como que se trata de  una forma más saludable para no dañar ni al estómago ni a los dientes, el hecho de que es una bebida ideal para hidratarse ahora en verano, o su ventaja al liberar ácidos grasos del tejido liposo… lo que se traduce en un mayor rendimiento físico para aquellos que lo consumen antes de entrena.

¿Alguna ventaja más? No es necesario esperar antes de consumirlo y, al contrario que el café caliente, es una forma perfecta para poner remedio a la sed en el momento.

Con esta batería de alicientes, no es de extrañar que las distintas empresas del sector cafetero en España se hayan puesto manos a la obra para sacar adelante toda una gama de productos con las que llegar a un nicho de mercado que no hace más que crecer.

Así, variedades como cold brew, los clásicos latte en su versión ready to take, o las distintas infusiones solubles en frío, que hace unos pocos años eran algo escaso en el mercado, se han convertido en toda una tendencia capaz de generar cada vez mayor expectación.

 

Cold brew, un fenómeno a las puertas de entrar en las máquinas expendedoras

Si el objetivo es tomar un café frío, ¿por qué este se prepara en caliente? Posiblemente esta fue la pregunta que dio en su día origen a lo que hoy conocemos como cold brew, una forma de tomar el café frío y que dista bastante de aquellas a las que nos hemos acostumbrado desde hace tanto tiempo en España.

¿Pero qué es lo que tiene exactamente el cold brew para ser tan especial? Cafè Fred se trata de una de las firmas pioneras en traer este producto a España. David Boleas, socio fundador de la empresa, explica que lo que se ofrece a través del cold brew es precisamente un producto de una calidad muy superior al típico café con hielo: "se trata de elevar a toda una experiencia gourmet el simple hecho de tomar el café frío".

Nos preguntábamos por qué si pides un café frío, te lo sirven caliente. No deja de ser una gran contradicción”, afirma Boleas, quien a su vez afirma que la idea nace precisamente de la experiencia que ya habían observado en otros países: “Intentamos crear el café frío perfecto allí donde no puede llegar el barista, porque nosotros ya ofrecemos el producto hecho y embotellado”.

En este sentido, desde Café Fred recuerdan que la diferencia no viene dada únicamente por el tipo de elaboración, sino porque se consigue un café con menos amargor y con un 60 por ciento menos de acidez, al mismo tiempo que se conserva el aroma natural: “Nosotros trabajamos con cafés de especialidad de América Central y de un solo origen, sin mezcla”, especifica el fundador de la empresa.

Asimismo, el proceso de preparación destaca por su sencillez, donde el grano ya tostado se muele y se deja macerar durante un periodo de 24 horas: “Sin embargo, la forma de tostarlo es muy especial, al igual que también se trata de un molido particular. El periodo de tiempo que se deja macerando depende de quién lo prepare”.

La empresa también presume de ser pionera en lo que respecta al proceso de seguridad alimentaria de conservación: “Con nuestro proceso conseguimos 6 meses de caducidad sin aplicar ningún tipo de pasteurización ni de aditivos”, señala David Boleas al descartar edulcorantes, colorantes y otros añadidos de su receta.

Otra de las firmas que también se ha lanzado a la carrera de conquistar al mercado con su cold brew es Café Baqué, quien destaca que su proceso de macerado se realiza en una temperatura del agua que oscila entre los 2 y los 5ºC y a la que se le añade el café con un punto de molienda especial al agua. Sin embargo, en el caso de Café Baqué el tiempo de maceración está situado en uno superior a las 16 horas: “Una vez pasado este tiempo se filtra y se embotella”.

En cuanto al misterio de cómo consiguen conservarlo sin añadir ningún tipo de conservante ni antioxidante, Café Baqué desvela que parte del proceso se debe a un método completamente novedoso de altas presiones hidrostáticas.

Y son precisamente estas pequeñas diferencias entre una marca y otra las que finalmente hacen de un proceso de preparación tan sencillo grandes diferencias en el sabor.

Así, la empresa de origen vasco se basa en 3 pilares básicos como lo son el carácter orgánico del cold brew, la novedad del producto, y la adaptación del formato de venta como valor diferencial: “La novedad está presente en el método de elaboración del producto; es orgánico ya que los únicos ingredientes que lleva son agua y café orgánico, o por otro lado agua, café orgánico y azúcar en su versión azucarada”.

Con respecto al formato de venta, Café Baqué detalla que han optado por un formato de 200 mililitros, dando como resultado un tamaño muy cómodo y con un diseño capaz de posicionar al producto tanto en calidad como en modernidad.

En lo que sí concuerda Café Baqué es que gracias al método de extracción en frío y de larga duración, se consigue reducir al 100% las notas amargas del café, consiguiendo con ello una bebida mucho más sencilla de tomar incluso sin el aporte de azúcar, al mismo tiempo que los aromas permanecen intactos.

 

 

Vientos favorables en la demanda

Desde que ambas firmas lanzaron al mercado sus respectivos productos hasta la actualidad, el crecimiento ha sido exponencial y lo son aún más las previsiones de futuro.

Así, mientras que Cafè Fred llegó a comercializar el año pasado una cifra que ronda las 40 mil botellas; Café Baqué destaca que su producto se encuentra “en pleno lanzamiento”, ya que se trata de una bebida en torno a la cual aún es necesario ir generando cultura entre los consumidores para que poco a poco vaya siendo probado, si bien es cierto que las primeras sensaciones en torno al producto están siendo buenas.

La firma vasca explica que el mercado de las bebidas “Ready to Drink” (RTD) lleva ya varios años en crecimiento y no parece que en un corto plazo de tiempo vaya a cambiar esa tendencia: “A día de hoy nos encontramos ante un mercado de 50 millones de unidades anuales y detrás de esta necesidad se encuentran unos consumidores que cada vez saben más de café, que se interesan por los orígenes, por nuevos sabores, por una historia existente más allá del grano de café”.

A estos aspectos propios del café, se le sumarían otros generales y que nacen de los nuevos hábitos de vida implantando ya en la sociedad: “Hoy día, el consumidor demanda algo diferente, de calidad y en la mayor medida posible que sea natural y orgánico, rechazando colorantes, conservantes y aromas artificiales”, destacan desde la firma vasca.

 

Cold Brew en el vending

Para cuándo se encontrará este producto en las máquinas de distribución automática, es una pregunta de más difícil respuesta. Según ha podido explicar el socio fundador de Café Fred, lo cierto es que la distribución automática y los canales de impulso ya están puestos en el punto de mira de la empresa, del mismo modo que ya están planteando buscar operadores con los que comenzar a trabajar.

“Nos interesa mucho el vending para nuestro cold brew porque hemos visto que hay máquinas de vending que están introduciendo productos de calidad. De hecho, estamos intentando contactar con empresas del sector del vending. Por el formato y por el tipo de bebida, podría funcionar muy bien”, concluye David Boleas.

En cualquier caso, ninguna de las dos marcas se queda estancada en cuanto al desarrollo de una nueva gama, y mientras que Fred ya está funcionando con su línea tés fríos cold brew, elaborados con el mismo proceso que los cafés,  Cafés Baqué advierte sobre la llegada de una nueva familia que ampliará su gama actual de Cold Brew, aunque en este caso, sin llegar a desvelar qué tipo de bebida se trata exactamente, si bien dejan caer que será una muy relacionada con el café y que igualmente serán productos que destaquen por su novedad y carácter orgánico.

El fabricante que sí se encuentra asentado en lo que respecta al mundo de los tés helados es Montecelio, quien con su gama de Iced Teas no ha dejado de sorprender al mercado en ningún momento: “La demanda de tés y cafés fríos va en aumento en los últimos años. De ahí que hayamos incrementado y presentado nuestra gama Montecelio Iced Tea y que estemos presentando también novedades como cold brew”.

De este modo, Montecelio Iced Tea se trata de una selección de tés helados donde se incluyen sabores tan diferentes y novedosos como el té verde con mojito o piña colada, dando lugar a un producto único y que aún está a la espera de que algún operador se interese por el producto para dar el paso del sector Horeca a las máquinas de vending.

Pero el buen gusto y la originalidad no son las únicas características de estas bebidas, sino que además llaman la atención por su carácter saludable: “Ponemos a disposición del consumidor una selección de rooibos, que no llevan teína y, por tanto, son aptos para todo tipo de público”, comentan desde Cafento a la vez que añaden que se tratan de productos bajos en calorías: “Todos nuestros tés helado se sitúan por debajo de las 20 calorías gracias a que, entre otras cuestiones,  en su elaboración no se incluyen azúcares añadidos”.

Concretamente, esta variedad de bebidas está dirigida principalmente a los amantes del buen café y de las infusiones, convirtiéndose en las alternativas perfectas para seguir disfrutando de estas bebidas tradicionalmente calientes justamente ahora que apetecen sabores refrescantes.

Para cumplir este objetivo, Montecelio destaca su segundo producto estrella para este verano, su propio cold brew, a partir del cual intentará generar cultura en España: “Estamos desarrollando talleres baristas y degustaciones en punto de venta con el objetivo de que cada vez más gente conozca qué es el cold brew, cómo se prepara y lo pruebe”.

 

 

 

Los Ready to Drink como modelo de éxito

Pero los cafés listos para tomar tienen algo más de trayectoria en el mercado del vending. Así, para Cafés Candelas, el salto de las terrazas de los restaurantes a las máquinas de vending está más que superado, llevando en funcionamiento desde hace varios años con un modelo de éxito consolidado como puede ser su gama Ébo Caffé Latte.

Aunque se promueve su comercialización especialmente en época de calor, la gama de Ébo Caffe Latte es característica por su versatilidad y por ofrecer grandes posibilidades de consumo, siendo un producto refrescante cuando está refrigerado y reconfortante cuando se toma caliente.

En este caso, el concepto de Candelas es más clásico que el cold brew al apostar por un producto suave en todos los aspectos a partir de un café de origen 100 por ciento arábica y leche fresca.  Más concretamente, Candelas ha diseñado hasta cuatro variedades de este producto: cappucino con cacao, café con leche,  café con leche descafeinado y Ébo sin lactosa 0 por ciento MG.

La gama Ébo Caffe Latte está inserta dentro de la línea de cafés fríos The Iced Coffee, un abanico de posibilidades donde la firma ya ha constatado muy buena aceptación por parte del consumidor. De hecho, esta gama ha tenido un incremento sostenido en ventas desde su lanzamiento, lo que ha permitido hacer crecer la gama y plantear nuevos retos futuros.

En cifras, ya en el año 2015 consiguieron comercializar 500 mil unidades de Ébo Caffe Latte, con una cifra de negocio de 218 mil euros. En 2016 estos datos ascendieron hasta más de 740 mil unidades y 367 mil euros de cifra de negocio; mientras que para este mismo año esperan superar estas cifras.

“Desde el lanzamiento de la línea The Iced Coffee, en el año 2014, hemos trabajado continuamente para mejorar nuestro producto, con el único objetivo de ofrecer al consumidor una bebida perfecta en todos los aspectos”, reconoce la compañía.

Finalmente, Candelas también abre la puerta a nuevas opciones en el futuro: “Estamos atentos a los cambios del mercado y trabajamos continuamente en la mejora y creación de productos con los que mantener nuestro liderazgo en el sector”.

Además, presentan que su objetivo es ampliar la línea de The Iced Coffee tanto con nuevas variedades como con nuevos canales de distribución tanto a nivel nacional e internacional, siempre de la mano de las exigencias del consumidor y su estilo de vida más saludable, involucrando productos específicos como leches especiales, sin gluten y sabores con un valor diferencial.

 



BUNN 13300.0004 VP17-3SS2U Pourover Commercial Coffee Brewer with One Lower and Two Upper Warmers, Stainless Steel
Cafe Oriental
Davinci
Lamitec
Sabarex
Eurote
Del Giorno
MegaCup
Mucafe