Chai, donde el café es la estrella del menú

miércoles 14 de junio


Esta propuesta nacida en Guadalajara, comparte excelente café con alimentos y sobre todo, la experiencia de disfrutar al calor de una deliciosa taza.

Y ya llegó a CDMX!!

 

Oscar Alfredo Galeana, enviado

 

ZAPOPAN, JAL.- Con apenas tres lustros de existencia ya es un referente para la Perla Tapatía. Café Chai se ha posicionado con un espacio en el que se disfruta una buena comida, un momento de convivencia familiar y sobre todo, un estupendo café. Por ello desde hace cinco años han dado un impulso importante al aromático con una oferta de alto performance apoyados en la capacitación constante y la visión de ofrecer sólo excelencia en cada taza.

Pareciera un domingo cualquiera por la mañana. Acudimos puntuales a la cita temprano en la sucursal más novel de la cadena, en el centro comercial D’Lucca; baristas y cocineros ya están listos para recibir a las familias de la zona que acudirán a desayunarse y ahí, nos saludan Pablo Romo, gerente general de Chai, y Juan Carlos Reséndiz, jefe de barras, quienes al calor de un aromático, explican el origen de todo.

 

Pablo inicia la plática y nos dice que en agosto de 2003 inició el concepto de Chai, con la intención de ofrecer una cafetería que además tuviera buena calidad de comida, tipo Confort Food, sin perder de vista que la estrella del lugar es el café y por ello, se requería un espacio especial.

“La idea inicial era buscar casonas de inicios de siglo con una estructura interesante, que fuera el mood atractivo para los jóvenes; así abrimos nuestra primera sucursal en Avenida Vallarta. La casona de estilo francés data de 1919, tiene una terraza agradable. Por ese tiempo apenas las cadenas de café empezaban a llegar, así que no era tan popular el concepto de amplios sillones y estancias, por lo que usamos un estilo europeo para el diseño del interior, lo cual resultó muy adecuado para complementar la imagen de Chai. Obviamente en algún momento se nos acabaron las viejas casonas y debimos adaptar el concepto a centros comerciales, como el caso de Plaza D’Lucca que abrimos en 2016. A la fecha contamos con 11 cafeterías Chai en Guadalajara, una en Morelia que abrimos a finales de 2012 y una en Ciudad de México, en Polanco, en febrero de 2016 y de ahí viene Juan Carlos”, explicó Pablo.

Romo aseguró que el atractivo de sus negocios radica en crear en cada local una atmósfera diferente y única, si bien la carta de cafés y alimentos es la misma.

Sin embargo, ya tienen cerca de dos años en que han dado un giro para apoyar su oferta de café de especialidad, con la intención de ofrecer sus propias mezclas e incluso tostar, en buena medida motivados por el gusto creciente del tapatío por el aromático, aunque en opinión del gerente general de Chai, aún van un poco rezagado respecto al consumo de la Ciudad de México.

Mientras el local cobra vida con el bullicio de los comensales que disfrutan su desayuno, Juan Carlos Reséndiz, jefe de Barras de Chai Café, recuerda que el proyecto de impulsar el grano mexicano de especialidad lleva cerca de cuatro años cuando comenzaron a incluir en su carta, diversas variedades, pero el impulso definitivo se ha dado desde que él se integró a la plantilla hace cerca de dos años.

“Ese primer ensayo le solicitamos a nuestra plantilla de más de 600 elementos en todas las unidades, a estar muy sensibles a la respuesta de la gente y muy receptivos de su opinión, para saber hacia dónde debíamos orientar nuestro perfil de taza. Nos acercamos a nuestros proveedores y en particular Café Etrusca y Taller de Espresso han sido nuestro apoyo tanto en capacitación como oferta de granos para ofrecer en las barras. Por lo regular promovemos las bebidas en visuales en las mesas y en promedio cada cuatro meses rotamos las mezclas, ya sea un Pacamara o Geisha de Chiapas y buscamos diversas entidades para tener en el menú disponible. Es lógico que estas tazas tienen un costo diferente, pero porque no queremos vender por vender, sino colaborar a promover una buena taza en el consumidor, una opción diferente y novedosa que beneficie a todos” añadió Reséndiz.

Ambos anfitriones coinciden que la respuesta del tapatío ha sido diversa; por ejemplo, en la sucursal D’Lucca el espresso es de los más solicitados, mientras que en la primera barra, la de Avenida Vallarta, aún se consumen más cappuccinos y leche, pero lo importante es que prefieren más las variedades Premium al café de percoladora. Del mismo modo, los Métodos de Extracción les permitió captar un público joven y en buena medida, la pasión y entusiasmo que Juan Carlos muestra con la bebida, ha permeado en muchos comensales para comenzar a aceptar el café de especialidad.

Pablo Romo se siente satisfecho de lo logrado hasta ahora e insiste en que, gracias al apoyo de Café Etrusca y Taller de Tostado, han colocado al café mexicano de especialidad en un sitio privilegiado entre sus comensales, porque en este lugar, es la estrella: “Llevamos cerca de 4 años con la visión de lograrlo y gracias a su asesoría de ambos proveedores nos permitió primero ubicarnos dónde estamos y a partir de ahí hasta donde queremos llegar. Hemos tenido mucha capacitación a los baristas, meseros y capitanes de piso, porque las sinergias son importantes para lograr el éxito. También Juan Carlos, quien desde que se integró al equipo, difundió su saber a todas las áreas para que el concepto de café sea integral. Todo suma para elevar nuestro nivel”.

 

Y a propósito, ¿de dónde son los granos? Juan Carlos explica que la mezcla de casa se obtiene de una proporción de lavados 40 por ciento Oaxaca, 40 por ciento Guerrero y 20 por ciento Veracruz, recomendado para una excelente taza de espressos y americano, pues da una crema brillosa con tonos rojizos y buen sabor.

Para los métodos, en especial el V-60, tienen un grano de Chiapas que da notas a caramelo y avellanas. En ambos casos, se obtiene un perfil de taza balanceada con acidez y dulzor muy adecuados. Por otra parte, cada trimestre cata nuevas mezclas para contar con un contraste importante para que la gente lo note y entienda por qué el precio de los cafés de especialidad. Y en el caso de los métodos, la interacción con la gente ha permitido que en mayor número prefieran beber espressos o sus cappucinos bien preparados al estilo italiano. Juan Carlos lo llama “reingeniería del gusto del consumidor”, porque entienden que aunque los mercados tapatíos y capitalinos son diferentes, la pasión por el café es intacta.

Queda claro que el concepto de Chai ha convencido al tapatío y su oferta ya llega a Morelia y CDMX, con la mente abierta a comprender al cliente de estos mercados.

Para fortuna de Pablo y Juan Carlos, la respuesta ha sido muy favorable y eso les da confianza para encarar nuevos retos como competir con las franquicias multinacionales, porque aseguran, ya lograron generar identidad y fidelidad con los clientes.

Por ello, a modo de despedida, Pablo Romo asegura que Chai Café llegó para colaborar con su granito de arena en la promoción de la cultura del café mexicano de especialidad, pero eso no les impide visualizar en una década a esta marca como referente:

“Tenemos 14 años de existencia y 13 cafeterías y paso a paso pero vamos por más, queremos ser un grupo de calidad global, con identidad nacional y que genera atmósferas agradables para nuestros clientes. Todo, cimentado en una excelente taza por muchos años más. Eso les ofrece Chai y ya sea en Guadalajara, Morelia o CDMX una excelente taza los espera”.

 



BUNN 13300.0004 VP17-3SS2U Pourover Commercial Coffee Brewer with One Lower and Two Upper Warmers, Stainless Steel
Cafe Oriental
Davinci
Lamitec
Sabarex
Eurote
Del Giorno
MegaCup
Mucafe