7 errores comunes que el consumidor comete al preparar café

viernes 29 de junio


 El preparar una excelente taza de café lleva consigo una serie de pasos que, aunque parecen sencillos, tienen su rasgo de cabalidad para que el resultado sea el mejor: un sabor único, delicioso y agradable al paladar. Pero el consumidor común no requiere tomar un curso de barismo para lograr una buena taza en su hogar antes de salir a sus actividades diarias. Es precisamente el evitar cometer estas siete prácticas erróneas, las que nos permitirá disfrutar en casa un aromático casi tan excelente como el que consumimos con nuestro barista preferido. Veamos, que no debemos hacer al preparar nuestra bebida preferida:

No comprar café fresco o recién molido

El café no es un producto de larga duración, así que debe adquirir únicamente el que va a consumir en breve tiempo; compárelo del mismo modo que compra pan o verduras. El barista y juez sensorial de competencias del World Coffee Events (WCE), Will Corby, recomienda como cantidad ideal 250 gramos, equivalente a 15 tazas: “Podrías estar bebiéndolo hasta un mes después de que ha sido molido, pero notarás un descenso en la calidad del sabor. También es importante conservarlo bien sellado porque cada vez que lo abres, los aromas se escapan del empaque. Después de un mes, comenzará a tener sabor rancio”.

No asegurarse de que el tamaño del grano sea consistente

Ya sea que guste de granos enteros o café molido, debe explicar claramente a su surtidor en qué máquina lo va a preparar, ya que el gramaje no es similar para un espresso que por ejemplo, en una prensa francesa o la clásica cafetera doméstica de goteo. Mantener un buen tamaño de molienda lograra la extracción más adecuada y por ende, un mejor sabor en taza: “Las partículas relativamente pequeñas van a extraer en exceso, y hacen que el sabor del café sea más amargo de lo que debería. Pero las grandes agregan un sabor que se siente como la acidez, que no es muy atractiva”, aseguró Corby.

Dejarlo que fermente menos de 4 minutos

Un defecto de nuestra vida actual es la prisa con la que tenemos que andar día a día. Para muchos es importante que el café salga lo más rápido posible; pero las buenas cosas llevan tiempo. “Si el tamaño de la molienda es perfecto, lo ideal es prepararlo durante cuatro minutos, presionándolo muy lentamente a través de la cafetera”, dijo Corby.

Dejar el café preparado en la cafetera

Otro error costoso: pensar que dejar el café preparado en la cafetera lo mantendrá caliente para ser bebido en todo momento. Colby aclara que esta práctica es la más dañina para su bebida preferida: “Mientras el café está en la cafetera, seguirá preparándose y comenzará a tener un sabor amargo”. En ese sentido, el especialista recomendó en su opinión, las mejores máquinas para el hogar: “Las cafeteras de metal evitan que detectes diferentes sabores dentro del café, así que las más aptas son las que tienen filtro de papel en lugar de metal”, explicó.

No limpiar tu cafetera

Otra práctica asociada con el ajetreo diario. Andamos tan de prisa que a veces preferimos preparar el café en la máquina sin haberla aseado completamente o incluso hacemos café nuevo con restos de uno viejo; los residuos afectan la nueva preparación y por tanto, el sabor: “Tienes que mantenerla limpia. No querrás tener ningún café viejo, solo agregará mal sabor al café nuevo” añadió Colby.

Agregar azúcar o leche cuando no necesitas

No hay nada de malo con ponerle un extra a tu bebida, pero la mayoría de las personas solo las agrega para compensar el consumo de café malo en primer lugar. “El azúcar equilibra la amargura que se obtiene al tostarlo, y la leche ayuda a ocultar los defectos que aún aparecen en el café”, dijo Corby. “Sin embargo, si usted compra café de un tostador grande o si lo prueba antes de poner leche y azúcar, puede encontrar que no necesita esas dos cosas”.

Compra instantáneo para una solución económica y fácil

Hay una gran razón para mantenerse alejado del café instantáneo; Colby asegura que, aunque el instantáneo es muy barato en anaquel, su costo de producción no lo es porque el proceso que tiene es bastante difícil. “Si puedes comprar café barato, hay muchas cosas malas en la cadena de suministro, sobre todo lo que se paga al agricultor y la calidad de los granos”.

Ya lo sabes, no es tan complicado beber una excelente taza de café en casa; sólo evita estas siete malas prácticas.



BUNN 13300.0004 VP17-3SS2U Pourover Commercial Coffee Brewer with One Lower and Two Upper Warmers, Stainless Steel
Cafe Oriental
Davinci
Lamitec
Sabarex
Eurote
Del Giorno
MegaCup
Mucafe